Dominios baratos: como conseguirlos y aspectos clave

Los dominios baratos es algo que la mayoría buscan, que han leído y que nunca han visto. Las registradoras de dominios se aprovechan un poco de la situación de los pequeños empresarios que deciden invertir en negocios online, ofreciendo dominios baratos, pero que esconden algún truco. Hoy vamos a hablar sobre los dominios baratos, cómo conseguirlos y los aspectos clave de los mismos.

¿Por qué son tan baratos?

Lo primero que vamos a analizar sobre los dominios baratos tiene que ver en la causa de su bajísimo precio. Normalmente, encontramos dominios a 1€, lo cual nos parece absurdamente barato y que nos hace preguntarnos ¿Ganan dinero? O ¿Están perdiendo dinero con esos precios? Las razones por la que estos dominios son tan baratos suelen variar bastante.

– Cuidado con los “desde”. Cuando vemos un anuncio en el que pone “dominios desde 1€” tenemos que saber que se trata de un precio base, no final. Por ello, los proveedores de dominios son muy listos y dicen “desde” porque el precio no incluye las redirecciones, protecciones, DNS, etc. Cuando llegas al final del proceso de compra, vemos que el dominio no cuesta 1€, sino mucho más.
– La técnica del “fishing”. Dicho en otras palabras, se trata de picar el anzuelo porque el dominio puede costarnos 1€ con todos los extras, sí, pero el primer año. Así que, echaros a temblar cuando queráis renovarlo el año que viene porque vais a “flipar” con el hachazo.

– Dominios regalados. Lo primero que muchos piensan es “a caballo regalado, no le mires el diente”. Lamentablemente, los dominios regalados suelen ser dominios que no quiere nadie, que son difíciles de posicionar o que no sirven de mucho. Obviamente, no te los van a regalar por tu cara bonita, normalmente te los dan con una contraprestación, como renovar por más dinero, comprar otro producto, etc.
– Proveedores de dominios baratos. Pongámonos en la situación de que estamos comprando un buen dominio TLGD, no nos lo ofrecen por 1€, pero pongamos 20€, una cifra que sigue siendo baja ¿Dónde está el truco? El truco está en que lo que han recortado en el precio, te lo meten por otro lado, como suele ser el servicio técnico, que suele ser casi inexistente.

Consejos para conocer si el dominio es caro o barato

Existen más casos de dominios baratos que tienen más truco que trato, por lo que esto confunde mucho a la gente que quiere comprar un dominio, llegándose a preguntar ¿Me la están colando? O ¿Estoy pagando poco? Por ello, aquí os dejamos unos consejos para acertar en la compra de un dominio.

  1. Prestigio del registrador. Cuando queramos un dominio, lo más recomendable es que acudamos a un proveedor de dominios reconocido, como Shopify, GoDaddy o DonDominio, por ejemplo. Fijaros en el servicio que ofrecen y en el precio final del dominio.
  2. Comparar precios. Cuando decimos comparar precios, hacemos referencia a todo lo que incluye el precio, no solo a la cantidad económica.

3. Leer opiniones o experiencias. Esto nos ayuda mucho porque hay clientes que, en su momento, buscaban lo que nosotros buscamos hoy. Por ello, es importante que el proveedor que tengamos en mente no tenga muy malas opiniones; de lo contrario, es completamente desaconsejable contratar con él. Por cierto, revisad bien las opiniones porque algunas empresas las compran.
4. Observad las condiciones de contratación. Como compremos un dominio caro que al año siguiente sea mucho más caro renovarlo, es un negocio catastrófico para nosotros. Así que, observad bien lo que contratáis para no llevaros sustos en el futuro, momento en el que será tarde cambiar de nombre de dominio.

Noticias

Contacto